Al día (segundo intento)


Traté de escribir varias entradas antes de la que estoy escribiendo en donde relataba las vacaciones, los cambios desde la llegada de Kevin, la situación actual con mi príncipe, etc, etc... no pude. Así de sencillo, cuando me ponía porque conseguía que el renacuajo se durmiera tenía tantísimo que decir que su siesta me duraba a penas nada y en otras ocasiones no podía concentrarme y redactar como me gusta, es decir, escribía pero no me gustaba el resultado, con lo cual no lo publicaba.

Que saldrá de este post? retomar de nuevo jajaja, sin más.

Trataré de ser rápida, concisa y directa y, creerme, es muy complicado.

Las vacaciones de lujo: visitamos Cerdeña donde nos instalamos 15 días con el bebé, el mayor estaba en el Club de Fútbol Arsenal realizando un cursillo...¿acaso es un crack?, no realmente, es un afortunado que tiene unos abuelos que le regalaron estas colonias, para que engañarnos.

Agosto lo pasamos en Barcelona, yendo y viniendo a la costa donde mi grandullón se estableció, de nuevo, con los maravillosos abuelos; fue un mes algo jodido por problemillas que en otro momento tocaré, ya os digo, las entradas deben ser rápidas, directas y concisas, no puedo irme por las ramas...ups ya me estoy yendo jijiji.

Septiembre, viajamos, por primera vez los 4, 4 días a Amsterdam, increíble ciudad, me encantó, me enamoró y fue un viaje cuasi perfecto con mis tres hombres. Cuasi porque con niños ya se sabe: el peque y sus horarios, el mayor y sus morros por caminar y visitar cosas que no le interesan y porque, además, nos llovió todos los días y el tema de la bici lo tuvimos que dejar para otra ocasión, mecachis..

La semana pasada fue el bautizo de Kev....traducimos: fiesta para los mayores, tal cual, y eso fue, una gran fiesta que duró desde un mes y medio antes que lo estábamos organizando hasta las 3 de la madrugada del día D.

Por fin, esta semana hemos entrado en la rutina, digo por fin porque, sinceramente, yo ya la necesitaba, aún tengo que aclimatarme, centrarme, crearme un horario mental y real y poder llevar a cabo todo lo que tengo que hacer porque, como a muchas madres trabajadoras, a mi día le faltan horas.

Pero aquí estamos, nuevamente, de vuelta, sinceridad, claridad y, sobre todo, nada de irse por las ramas...lo conseguí!

Bienvenido otoño y lo que traes: RUTINA!!!!  (quien me lo hubiera dicho que la echaría tantísimo de menos...)

Atención: si esta entrada alguien la ve repetida es debido a que a mí no me aparecía publicada de ninguna de las maneras, lamento los inconvenientes para quienes sí les aparezca doblemente!

Al día

| 2 motivos para comentar
Traté de escribir varias entradas antes de la que estoy escribiendo en donde relataba las vacaciones, los cambios desde la llegada de Kevin, la situación actual con mi príncipe, etc, etc... no pude. Así de sencillo, cuando me ponía porque conseguía que el renacuajo se durmiera tenía tantísimo que decir que su siesta me duraba a penas nada y en otras ocasiones no podía concentrarme y redactar como me gusta, es decir, escribía pero no me gustaba el resultado, con lo cual no lo publicaba.

Que saldrá de este post? retomar de nuevo jajaja, sin más.

Trataré de ser rápida, concisa y directa y, creerme, es muy complicado.

Las vacaciones de lujo: visitamos Cerdeña donde nos instalamos 15 días con el bebé, el mayor estaba en el Club de Fútbol Arsenal realizando un cursillo...¿acaso es un crack?, no realmente, es un afortunado que tiene unos abuelos que le regalaron estas colonias, para que engañarnos.

Agosto lo pasamos en Barcelona, yendo y viniendo a la costa donde mi grandullón se estableció, de nuevo, con los maravillosos abuelos; fue un mes algo jodido por problemillas que en otro momento tocaré, ya os digo, las entradas deben ser rápidas, directas y concisas, no puedo irme por las ramas...ups ya me estoy yendo jijiji.

Septiembre, viajamos, por primera vez los 4, 4 días a Amsterdam, increíble ciudad, me encantó, me enamoró y fue un viaje cuasi perfecto con mis tres hombres. Cuasi porque con niños ya se sabe: el peque y sus horarios, el mayor y sus morros por caminar y visitar cosas que no le interesan y porque, además, nos llovió todos los días y el tema de la bici lo tuvimos que dejar para otra ocasión, mecachis..

La semana pasada fue el bautizo de Kev....traducimos: fiesta para los mayores, tal cual, y eso fue, una gran fiesta que duró desde un mes y medio antes que lo estábamos organizando hasta las 3 de la madrugada del día D.

Por fin, esta semana hemos entrado en la rutina, digo por fin porque, sinceramente, yo ya la necesitaba, aún tengo que aclimatarme, centrarme, crearme un horario mental y real y poder llevar a cabo todo lo que tengo que hacer porque, como a muchas madres trabajadoras, a mi día le faltan horas.

Pero aquí estamos, nuevamente, de vuelta, sinceridad, claridad y, sobre todo, nada de irse por las ramas...lo conseguí!

Bienvenido otoño y lo que traes: RUTINA!!!!  (quien me lo hubiera dicho que la echaría tantísimo de menos...)

Leer más...

De nuevo por aquí: resumiendo.

| 3 motivos para comentar
Buf, creo que no recuerdo bien como se escribía, como comenzaba, como seguía y, sobre todo, como encontraba el modo y el momento de escribir.
He de dar las gracias a un último comentario que recibí en la última entrada del blog: ¨2011¨ hace a penas unos días del visitante ¨Lectura y Escritura¨, ha sido el culpable de darme el último empujón para retomar mi blog; sobra decir que he intentado ponerme a ello en más de una ocasión pero, entre el recién llegado, los últimos meses antes de su llegada.....ni ganas, ni tiempo, ni nada de nada para ponerme frente la pantalla a hacer lo que ahora mismo estoy haciendo.


Así que para tomar contacto y retomar el contacto comenzaremos resumiendo que han sido de estos meses: hace 3 meses y medio que fui mamá por segunda vez; Kevin, que así es como se llama el chiquitín es bueno aunque apunta maneras ha tener carácter de sobras. Comencé dándole el pecho pero entre que no sirvo para sacar la teta en cualquier lugar público, entre que el chiquitín me consumía porque tenía y tiene, para que negar lo evidente, un buen buche y que eso de ¨a demanda¨ era algo que me mataba, para que evitar decir lo que realmente pienso, llegando al segundo mes decidí pasar al biberón, idea que hubiera sido la perfecta de no ser porque los cambios a los bebés también les afectan y mucho y, como no podía ser de otra manera, al mío, le afectó; por suerte no duró demasiado y de a poquito las cosas fueron mejorando. Ahora hace una semana que ya toma cereales en el biberón de la noche y hace como 3 semanas que duerme prácticamente del tirón, es decir, hace 3 semanas que conseguimos que durmiera desde las 9 hasta las 6 de la mañana, ¨enchufándole¨ un biberón estando dormidito a las 12 de la noche....Ahora ya no le damos ese biberón.
Me tiene loca, me absorve todo mi tiempo y aunque en ocasiones me desespero por querer comenzar a full con mi empresa, mis blogs, mi internet, vamos mi vida friki!, cuando me sonríe y ya me reconoce, se me pasa todo; soy posesiva y algo obsesiva con mi niño; no soy fácil para dejarlo ni en casa de los abuelos, siento que aún es muy chiquitín...no entiendo a esas madres que a la que pueden lo enchufan, no es algo que entre en mi cabeza.


Con mí príncipe sigo viviendo mi particular cuento de hadas: pocas discusiones, aunque algunas ¨haberlas haylas¨ por suerte pocas, muy pocas. La convivencia de 10, como si de toda la vida, ya lo dije y sigo diciendo y pensando lo mismo y como papi se le da bien...cosa que ya sabía porque veía como trataba a mi hijo mayor y mucho debía torcerse la cosa para que no fuera igual o mejor.


Mi machote, el mayor de casi 12, se va de colonias a Londres este domingo, dos semanas. Casi que ya se me escapa, esta enorme y va ¨parriba¨, cuando le voy a tapar por las noches y le observo dormido es cuando más cuenta me doy de lo mayor que se ha hecho, su cara ya está dejando de ser de bebé para pasar a a ser de adolescente y duele, piensas que en breve se te irá de tu lado...que melodramática!


Y bue, para retomar y resumir lo dejamos hoy aquí. Como guindilla del pastel decir que esta entrada he tardado 3 días en poder acabarla; no se si tiene mérito o cojones la cosa....


Pues eso, estamos de vuelta!
Leer más...

2011

| 2 motivos para comentar


Pasó Navidad, Fin de Año y hoy, precisamente hoy, es día de Reyes.

Las Navidades, así como otros años a mí me suponen  melancolía y pocas ganas de relacionarme con nadie, podemos decir que este año, a pesar de que mi estado no comulga demasiado con estas fiestas muy comercializadas y muy falsas, sí puedo decir que lo he disfrutado algo más en compañía de mi príncipe y mi hijo.
La Noche Buena la pasamos con los míos y tras la cena, que acabo en discusión entre mi hermano y mi padre, como siempre, nos fuimos a casa mis dos hombres y yo. Marcos se acostó, como debía ser para poder hacer aparecer a Santa Claus y Rober y yo nos quedamos en el salón, supuestamente disfrutando del momento pero se torció un pelín ya que, abrió una botella de champagne y, menos una copita que me tomé yo para, se suponía, brindar, el resto se lo tomó él solito y no es que les sentara a las mil maravillas pero, por suerte, nuestros encontronazos o pequeños roces, duran más bien poco.
Cuando nos despertamos para celebrar nuestro primer día de Navidad juntos, a excepción de su resaca, nada recordaba lo sucedido unas horas antes.

Fin de año lo pasamos en Madrid con los suyos.
Ni mejor ni peor, en general, pero sí distinto a los años pasados en los que Marcos y yo cambiábamos de año en casa de Leo. De manera global, estuvimos re bien acompañados por la nueva familia y, concretamente, yo salí y entre al nuevo año al lado de mí príncipe, que eso, es inmejorable, insuperable.
Extrañamos a nuestros compañeros durante tantas Noche Viejas pero el cambio, mereció la pena.
En esta ocasión, así como en Navidad el desliz de sacar conversaciones en momentos equivocados fue del señorito, esta vez fue error mío y llegamos a las uvas entre lágrimas apartados de todos...aunque entramos, al menos yo, queriéndole más si cabe. Eso no es una novedad, creo que cada noche al acostarme, le quiero menos que cuando me despierto por la mañana a su lado, que parece que verle al despertar me hace amarle con más fuerzas; lo único diferente en Fin de año podríamos decir que eso sucedió por dos veces: al mirarle y besarle deseándole feliz año nuevo y cuando desperté esa misma mañana.

Y Reyes...día en el que estamos; mis hombres están esquiando y yo en el bar haciendo tiempo, escribiendo, tratando de ponerme al día, dejando las horas pasar. Ayer llegamos a Urús, donde ahora tenemos la casa y, viniendo con ganas de tener tiempo para dedicarle a mis blogs y sentirme suficientemente inspirada, resulta que mi estado emocional se ha trastornado tanto que la mala ostia hizo que desapareciera todo lo demás.
Mala ostia porque llegar a una de las casas de la familia es siempre, ponerse histérica, de los nervios, desquiciada. Casa de la familia porque la pagan mis padres ahora, a todos los efectos, es de mi querido hermano y su mujer; acaparan habitaciones haciendo las distribuciones que consideran oportunas de las mismas, saturan armarios y consiguen dejarlo todo a su forma y manera para que cuando el resto lleguemos, nos quede bien clarito que somos unos invitados y aún gracias. Pero de este tema ya he hablado más de lo que pretendía, le he dedicado demasiado tiempo, cambiemos de tercio.



Mi embarazo, ya de 7 meses y una semana (creo, porque lo cierto es que llevo tal lío mental con esto de semanas, meses y salidas de cuentas) sigue su curso y parece que todo perfecto. KEVIN, que así hemos decidido llamar a nuestro enano, medía hace dos semanas 36 cm y pesaba 1 kg 300 gr. En la ecografía todo se veía bien, correcto, como tiene que ser: buenos pulmones, fémur, corazón, ritmo cardíaco, etc.
Creo que comenzó a moverse tarde o tenía demasiadas ganas y por eso me pareció demasiado tarde pero ahora el ritmo es constante y en ocasiones hasta desesperante!, se mueve y mueve y mueve. La barriga va haciendo extraños y me pasó las noches mirándome la tripa para apreciar los movimientos que delatan que el pequeño esta haciendo de las suyas.

Hace dos días nos trajeron los muebles de la habitación, creíamos, es más, ya teníamos hecha una distribución colocando el armario en nuestro cuarto creyendo que no cabía en el que le hemos reservado pero, por suerte, nos equivocamos, cabe!!; no es que tengamos un espacio para que el nene juegue tan siquiera pero la idea es estar en otro piso an un añito, añito y medio; en ese tiempo el bebé no necesitará demasiada independencia y cuando pasé rato jugando será junto y frente a nosotros.
Marcos cada día lo lleva mejor, habla sin menos reparos de su hermano por su nombre y va apreciando los cambios a los que tendremos que adaptarnos, como la perdida de espacio en casa, menos atenciones sólo para él...Pero parece tener muchas ganas de poder verle, tenerle delante.
Rober está casi más deseoso que yo de que Kevin aparezca físicamente en nuestras vidas, ahora esta presente pero quien aprecia al 100 por cien su existencia soy yo, a los demás aún no les altera ni afecta tanto.

Con mi príncipe las cosas siguen de maravilla, como venía diciendo, cada día que pasa le quiero más y cada día que pasa más segura estoy de haber dado los pasos que hemos dado, para estar compartiendo vida, día a día, sueños y proyectos de futuro. La convivencia es perfecta, aunque suene de mentira, es verdad, no encuentro nada de sus manías, tan sumamente irritable que me haga plantearme que me he equivocado. Ni de sus manías, ni de sus costumbres, ni de su manera de ser que, ya puedo decir, conozco, muchísimo mejor que cuando nos aventuramos a vivir juntos. Es increíble pero cierto como que estoy escribiendo estas líneas: parecería que toda, hasta encontrarle, estuve preparándome para pasar la vida a su lado. Nos hemos amoldado el uno al otro perfectamente.

Y seguimos, esperando el momento de aumentar la familia, esperando que Kevin esté entre nosotros, en nuestros brazos, con Marcos, Rober y conmigo.
Leer más...

Tanto tiempo

| 2 motivos para comentar
Sin excusas, sin palabras.

Desde que sucedió lo de Taco que no encontré momento ni inspiración para retomar la escritura.
Y no es que las cosas hayan cambiado demasiado.
Pero no podía dejar de felicitar las fiestas, seguro que en un momento dado en estos días me encuentro con mi vena de escritora, la melancolía de la temporalidad es lo que tiene.

Mientras:

Feliz Navidad y Felices Fiestas!!!
Leer más...

Despedirse de una mascota

| 4 motivos para comentar
Ayer tuvimos que sacrificar al perrito de la familia. Desgraciadamente no ha sido el primero al que he tenido que despedir ni será el último seguramente pero, he de decir que, en esta ocasión, me ha llegado más que ninguna otra. 
Siempre escuché alguna vez que le coges más cariño a un animal que a otro, por lo que sea y pensaba que era algo exagerada dicha afirmación, en el sentido de que si eres una persona que le gustan los animales y convives con ellos de manera habitual, lo sientes y punto.
Pero he de retractarme.
Este año van 3 mascotas a las que despedimos.
La primera estaba por cumplir 21 añitos, es decir, había vivido mucho y como una reina, me dolió y lo sentí tremendamente porque era como la abuelita de toda la familia (y hablo de personas y animales); había sido la primera pero vió como con el paso de los años mi hermano y yo nos independizábamos, cada uno comparaba un perrito nuevo que ella debía aguantar, sobre todo en verano cuando nos reuníamos toda la familia en una misma casa, niños que iban naciendo y la agobiaban...pasó por todo, pero fue ley de vida, era muy mayor, le había llegado.
Luego le llegó la hora al gatito, ambos convivían con mis padres, se quedaron echos polvo pobres, sus dos mascotas en cuestión de meses les dijeron adiós. Yo tenía dos perritos y como me quedé emabrazada  decidimos que para sacarme trabajo se llevarían a la perrita: la Loli y yo me quedaba con el perrito, el Taco.
Y ahora ha sido Taco quien nos ha dejado. Le picó un mosquito, la lismania se lo ha comido.
Pedazo cabrón esa mierda de mosquito!

Y, por razones que no acabo de entender, estoy totalmente apagada desde que supe que no había remedio y más, desde que ayer lo lleve al veterinario sabiendo que ya no saldría.
Entiendo que me afecte, entiendo que me haya dado rabia, que me tenga entristecida pero lo que estoy es totalmente apagada, le extraño y no me lo saco de la cabeza.
Ese gandul, cerdo vietnamita (como le decíamos cariñosamente), que roncaba como un viejo y no dejaba ver una película tranquilos, dormir tampoco. Que le encantaba el melón pero se comía absolutamente cualquier cosa que le dieras...ese gordo, vago, me tenía el corazón totalmente robado.
Y ahora que no esta añoro sus ronquidos, que se me tirara encima para pedirme comida y babeara, estornudara encima de la misma, que tuviera que empujarle para que caminara de esquina a esquina, que por la noche tuviéramos que levantarle como aquel que dice para que bajara a la calle, que dejará la casa llena de pelos y caspa (porque tenía una alergia en la piel), que cada semana le sucediera algo y necesitara más cuidados que un bebé...es una mascota, lo sé, un perrito, pero joder, me ha dejado un vacío muy grande.

Leer más...

Sueños

| 0 motivos para comentar

Hace una semanita cenamos con mi cuñada y su pareja y durante la cena salió el tema de los sueños: que soñaba cada uno, que sueño era más extraño que el otro, si soñábamos.
A excepción de mi todos sueñan habitualmente y se acuerdan de dichos sueños, algunos más raritos que otros, no dejan de ser sueños con más de un elemento extraño difícil de llegarse a cumplir nunca.

El caso es que esta semana he tenido dos sueños y no sólo he soñado sino que, además, me he acordado.

Sin embargo mis sueños, estos que he tenido esta semana, no eran extraños, ni difíciles de cumplirse, más bien, todo lo contrario, uno de ellos concretamente, es un hecho que sólo puede que acentuarse con el paso de los días y las semanas.
Soñé que mi bebé me daba patadas y yo disfrutaba mientras sentía todas y cada una de ellas. Nada raro, nada imposible, nada fuera de lo normal en mi estado.

El segundo sueño que me sucedió y recordé era más de lo mismo, sin tener que ver con mi bebé: un deseo, una ilusión, una esperanza, pero no un imposible, entendiendo como imposible algo irreal, surrealista.

En ese sueño, mi pareja me pedía que me casará con él, obviamente el momento y la situación eran fantásticos: desde el marco, Nueva York, concretamente en el Rockefeller Center sucedía, donde viajamos ahora en Diciembre, hasta el modo en que lo llevaba a cabo, incluyendo a Marcos en la pedida, haciéndole partícipe y cómplice de todo; obviamente, eso si era un sueño, pero no el fin del mismo.



Con lo que me quedo pensando si mis sueños son sueños o deseos escondidos, bueno más que escondidos, deseos que llevo dentro de mi y que toman presencia y protagonismo de alguna forma, como mis sueños.


¿Pueden ser obsesiones? ¿miedos? ¿ganas? ¿necesidad?, como no: ¿Deseos?

Ambos podría haberlos soñado despierta, imaginando de a poco paso a paso como se íban dando pero no, los soñé mientras dormía yme desperté acordándome de todo, sin olvidarme de nada y, de salida, no son difíciles de cumplirse, de salida, son hechos naturales que suceden en casa del vecino de manera corriente...sin embargo para mi, parecen ser sueños, algunos, más imposibles que otro...
Leer más...

Mi hijo entra en el mundo de los bloggers

| 2 motivos para comentar
Y así es.
Mi hijo que está a punto de cumplir 11 añitos se ha decidido, por fin, a crear un blog.
Lo cierto es que yo lleva tiempo animándole a hacerlo pero no me daba bola y este fin de semana se quedó a dormir un amiguito y, como estaba castigado sin consolas, tuvieron que ingeniárselas para hacer otras cosas, no sé de quien fue la idea pero terminaron haciendo un blog: Superrealmanga, que, obviamente, invito a seguir y/o visitar.

Lo ha cogido con muchas ganas, demasiadas quizás, me tiene loca: mami ayúdame con esto, mami miramos aquello, mami que puedo escribir, cómo puedo escribirlo, mami, mami, mami....peeero, me gusta. Me encanta que se meta en el mundo de las computadoras y que no sólo se dedique a chatear, las redes sociales y jueguecitos varios.

Su tema, el Manga, veremos como le va; ya le he comentado que ha de estar al día, que el blog no es un caprichito que ahora lo coge y lo deja a su gusto...pero ya veremos si dura sus ganas de escribir y seguir adelante, a mi, me encantaría que así fuera.

Se aceptan consejos y si alguien sabe donde conseguir buenos widgets concretamente de Manga, que lo comparta conmigo!!!


Leer más...